Tener aptitudes musicales es una combinación de diferentes tipos de inteligencias

Tener aptitudes musicales es una combinación de diferentes tipos de inteligencias
8 agosto, 2017 gestion

Roberto Casteleiro es el coordinador de Naranja Imaginario, un proyecto que comenzó siendo un taller musical y finalmente se ha convertido en una banda de música integrada experimental y electrónica por personas con diversidad funcional que aspira a grabar su primer disco Tras su paso por el festival ‘Una mirada diferente’ en Madrid, su actuación el Festival Noroeste Estrella Galicia, este martes 8 de agosto en la Fundación Luis Seoane, supondrá un escaparate más para dar visibilidad a tanto esfuerzo y talento.

¿Cuál es el origen de Naranja Imaginario?

Hay varios caminos que confluyen para que Naranja Imaginario exista. Podríamos pensar en tres. Primero, nuestra clase de habilidades sociales y culturales del C.O. Pascual Veiga que en algún momento empezó a llamarse Taller Naranja Imaginario y en la que hemos podido generar procesos sin miedo al tiempo ni al para qué. Segundo, el grupo de personas que formamos la banda del taller (Mónica, Mila, Estrella, Ramón, Miguel A., Mariana, Tania, Miguel G. y yo mismo,Roberto) que por circunstancias hemos vivido un proceso artístico grupal y que nos ha llevado de la clase a los directos. Tercero, una cierta voluntad de mezclar educación social y música allá dónde me dejen.

¿Qué referentes teníais antes de comenzar este proyecto?

¿Referentes musicales o referentes para el proyecto? Como banda, pues según a quien preguntes, por ejemplo, Mariana, la percusionista, me dejó una vez en el taller cinco hojas llenas por las dos caras de grupos de cumbia y reaggeton argentinos que tiene en su reproductor. La mayoría escuchan a los artistas de los cuarenta, Naranja Imaginario nació un poco como taller cultural para tener nuevas referencias y encontrarse con otro tipo de músicas. En clase suenan mucho Hidrogenesse y Los Ganglios, también Gorillaz
Como referente para el proyecto tenemos a Debajo del Sombrero de Madrid, una plataforma para la creación, investigación, producción, y difusión de arte donde sus principales protagonistas son las personas con discapacidad intelectual.

¿Cuántas alegrías os ha otorgado Naranja Imaginario desde que empezasteis?

Pues el grupo nos ha traído mucho trabajo y mucho esfuerzo extras que han acabado por traernos grandes momentos encima del escenario. Simplemente el proceso de tener un concierto nos remueve. Los ensayos, las canciones nuevas, las risas del grupo, las anécdotas de los viajes, la emoción de ver al público responder a tus creaciones, el refuerzo positivo que nos llevamos a casa está cambiando percepciones internas y externas.

Estuvisteis en mayo en el Centro Dramático Nacional y ahora en el Noroeste. ¿Las instituciones públicas están empezando a abrir los ojos frente el verdadero potencial de las personas con diversidad?

Se mezclan muchas cosas en esta pregunta como para ser breve, así que solo daré unas pinceladas. Nuestra actuación en el Festival “Una Mirada Diferente” del CDN o esta semana en el Noroeste se debe con seguridad a que nos vieron en algun concierto previo. No puedes ver lo que es invisible. De lo que se trata quizás es que faltan oportunidades de exhibición y producción de creación contemporánea por parte de personas con diversidad funcional. Esto me lleva a otro lado y es que no creo que exista un verdadero potencial de las personas con diversidad, si que hay como en cualquier otra persona, un potencial artístico o de cualquier otra índole que tiene derecho a salir y a que existan medios suficientes y adecuados para explorarlos si la voluntad de la persona es esa. Faltan instituciones y entidades que apuesten por la creación artística de personas con diversidad. Al final es una cuestión de igualdad de oportunidades, accesibilidad y capacidad de elección.

¿Cuáles son vuestros próximos retos y objetivos?

Son muchos, primero tenemos que conseguir financiación para grabar nuestro primer disco, también queremos constituírnos como asociación para poder hacer cosas que con el centro ocupacional no podemos, también queremos cambiar algunos de los aparatos que utilizamos hacia tecnologías de hardware libre y seguro que hay más…
De cara al otoño, tenemos un par de conciertos y nuestro objetivo será prepararlos.

¿Qué pasos recomendarías seguir a una persona con un familiar con discapacidad si detecta sensibilidad y talento para la música?

Es la primera vez que me hago (me hacen) esta pregunta. Tener aptitudes musicales es una combinación de diferentes tipos de inteligencias. Muchas veces se juzgan solo competencias linguisticas o de movilidad…a lo que voy es que con la música tienes un vehículo para abordar multitud de capacidades. Supongo que no deberían dejar escapar esa vía de comunicación y expresión. En todo caso, con o sin discapacidad, la sensibilidad musical aparece en toda persona a la que le cantan, le ponen música y la llevan a conciertos desde pequeña. Volvemos a lo de antes, de lo que se trata es que si te gusta la música puedas acceder y participar de ella seas quien seas.

Si echáis un vistazo al cartel, ¿qué conciertos recomendaríais a todos los que se trasladen a A Coruña para conocer el festival?

Pues recomendamos los conciertos en la Fundación Luis Seoane: Helado Negro y Valgeir Sigursosson. Iríamos a ver muchos otros conciertos, pero estaremos atentos a Os Gru, a Window Pane, a Emilio José y a Aviador Dro.