En un momento en el que los festivales corren el riesgo de convertirse en clónicos -tanto en fondo como en forma-, resulta imprescindible que se mantengan vigentes otras opciones distintas de plantear la (siempre apetecible) combinación verano-conciertos. Eventos que se esfuerzan en presentar su programación de manera distinta, marcando su propia idiosincrasia y dejando clara su personalidad propia. Cuidar el contenido y el continente, vaya.

Es lo que sucede en el Festival Noroeste Estrella Galicia 2018, celebración que convierte A Coruña en un hervidero de propuestas musicales durante casi una semana a principios de agosto. Al margen del eclecticismo del cartel y lo cuidado de la selección, el hecho de que los escenarios estén repartidos por distintos puntos emblemáticos de la localidad provoca que ciudad y festival dialoguen de manera más natural y orgánica. Frente al concepto de recinto cerrado, esta propuesta tiene vocación abierta e integradora: la ciudad atlántica como sinónimo de espacio de cultura y ocio. Un proyecto que combina financiación pública y privada (Estrella Galicia, empresa de la tierra y vinculada desde hace mucho a la música), que apuesta por la creación femenina y que se ha autoimpuesto seguir a rajatabla el manual de buenas prácticas de contratación del sector.

En el Noroeste puedes dirigirte a un concierto que tengas apuntado en la agenda o pasear por las calles de Coruña y toparte con un artista al que quizá no conocías y que está tocando en un rincón encantador. El cartel de su edición número 32 (primero como parte de las fiestas patronales y, desde hace tres años, revitalizado y con entidad propia) presenta un abanico de artistas tan variados como prestigiosos.

Como estrellas internacionales aparece Pretenders, el legendario combo nuevaolero de Chrissy Hynde. También Belle And Sebastian, encantador grupo de Glasgow que ha escrito algunas de las canciones de pop británico más emocionantes de las dos últimas décadas. No menos mítica es Neneh Cherry, una de las cabecillas del sonido trip hop de los 90 y dueña de una trayectoria inquieta y en constante búsqueda de nuevos territorios. Otro veterano de mil batallas es James Holden, DJ de electrónica que hará las delicias del personal. La ex Stereolab Laetitia Sadier, secundada por su Source Ensemble pondrá en liza su visión particular del folk-pop ensoñador. Roy Ellis, por su parte, es una leyenda de la música jamaicana que se mantiene en plena forma a sus 72 años. Dorian Wood, angelino de origen latino, es una fuerza escénica que desborda personalidad a través de pop y vanguardia. Más jóvenes son los británicos Temples, que traen a la actualidad el pop psicodélico de los años 60.

Si la presencia de artistas foráneos llama la atención, tanto o más lo hace la nacional. María Arnal i Marcel Ballés son una de las apariciones más fulgurantes en la música española con su mezcla de tradición y modernidad. Qué decir de María del Mar Bonet, clásica representante de la música mediterránea. Más voces de mujer interesantes: la innovadora Bflecha, Rocío Márquez y su flamenco heterodoxo y fascinante, la crudeza seductora de Maika Makovski, Nathy Peluso -fascinante animal escénico que parte de sonidos urbanos para llegar al mundo-, la profundidad pop de Christina Rosenvinge, las fabulosas canciones de la jovencísima Marem Ladson, la voz privilegiada de Morgan y la siempre transgresora e interesante propuesta de Ana Curra. No faltará soul con The Limboos y Aurora & The Betrayers, la juventud exultante de La Plata, la canción de autor heterodoxa de Ángel Stanich o los inclasificables e hipnóticos Za!

Otra de las características que han hecho especial siempre al Noroeste ha sido su vinculación con el talento local y esta vez no será diferente, con participación de artistas noveles con ganas de mostrarse al mundo: Mordem -ya más establecida-, Wondermind, Bea a de Estrella, Carla Green & The Demons, Oh!Mega

Noroeste: un festival que ya es patrimonio de la música española.

Nacho Ruiz es periodista musical, director del sello y editorial Mont Ventoux y además, músico